RESERVA CARMENERE 2022 es

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica. Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de…

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica.

Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2022, una cosecha con un gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos, con un buen potencial de guarda.

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica.

Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2022, una cosecha con un gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos, con un buen potencial de guarda.

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica.

Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2022, una cosecha con un gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos, con un buen potencial de guarda.

Es una cosecha que comenzó con una primavera cálida, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, ofreciendo alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una buena madurez fenólica.

Esta cosecha de gran potencial se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2023, una cosecha con gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos con buen potencial de guarda.

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica.

Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2022, una cosecha con un gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos, con un buen potencial de guarda.

Fue una vendimia con condiciones climáticas muy variables, con algunas precipitaciones en verano, pero que no generaron mayores problemas sanitarios. Las temperaturas fueron muy variables, con enero cálido, febrero y marzo más fríos que el promedio de años anteriores, y luego un abril cálido.

El periodo de la pinta fue muy larga, pero luego se terminó con una pinta muy homogénea y luego el periodo de madurez fue lento lo que ayudo al desarrollo de aromas y concentración en las uvas.

Como resumen se puede decir que la cosecha 2021 no fue una vendimia tan fácil en términos climáticos, pero con la experiencia de Viticultores y Enólogos de Barón Philippe de Rothschild, se logró un excelente manejo del viñedo, más una correcta irrigación y una adecuada anticipación en las fechas de cosechas, se logró finalmente una buena expresión de cada terroir, donde se conjuga en equilibrio la parte aromática con una gran estructura y la elegancia en boca.

Es una cosecha que comenzó con una primavera muy fresca, pero luego la temperatura subió lentamente, lo que fue muy beneficioso para generar una madurez lenta, alta intensidad aromática, alto nivel de concentración y una muy buena madurez fenólica.

Esta cosecha, de gran potencial, se logra una perfecta expresión del terroir Chileno, la identidad de las variedades con buena tipicidad en sus aromas, con un paladar fino y elegante, con alto nivel de concentración, y con muy buena acidez y frescor.

2022, una cosecha con un gran balance entre estructura y elegancia, entrega vinos complejos y frescos, con un buen potencial de guarda.

Fue una vendimia con condiciones climáticas muy variables, con algunas precipitaciones en verano, pero que no generaron mayores problemas sanitarios. Las temperaturas fueron muy variables, con enero cálido, febrero y marzo más fríos que el promedio de años anteriores, y luego un abril cálido.

El periodo de la pinta fue muy larga, pero luego se terminó con una pinta muy homogénea y luego el periodo de madurez fue lento lo que ayudo al desarrollo de aromas y concentración en las uvas.

Como resumen se puede decir que la cosecha 2021 no fue una vendimia tan fácil en términos climáticos, pero con la experiencia de Viticultores y Enólogos de Baron Philippe de Rothschild, se logró un excelente manejo del viñedo, más una correcta irrigación y una adecuada anticipación en las fechas de cosechas, se logró finalmente una buena expresión de cada terroir, donde se conjuga en equilibrio la parte aromática con una gran estructura y la elegancia en boca.

Es importante comentar que fue una vendimia sin precipitaciones en la etapa de maduración.

Se puede decir que la cosecha 2020 no fue una vendimia tan fácil en términos climáticos, pero con la experiencia de Viticultores y Enólogos de Baron Philippe de Rothschild, se logró un excelente manejo del viñedo, más una correcta irrigación y una adecuada anticipación en las fechas de cosechas, se logró finalmente una buena expresión de cada terroir, donde se conjuga en equilibrio la parte aromática con una gran estructura y la elegancia en boca.