RESERVA CARMENERE 2018 es

La cosecha fue temprana, comenzando el 23 de febrero para las uvas blancas Villavicencio y terminando el 10 de mayo para las uvas Carmenere. En la bodega Maipo, las uvas llegaron del 26 de marzo al 17 de mayo. De acuerdo con el promedio, las uvas fueron cosechadas de 10 a 15 días más tarde…

Escudo Rojo

Reservacarmenere

Este vino procede del «Valle de Colchagua», en la zona central de Chile, a 200 km al sur de Santiago. El viñedo, que se extiende desde las montañas de los Andes hasta la costa del Pacífico, goza de un clima mediterráneo especialmente adaptado para el desarrollo de la uva Carmenere.
Este vino proviene del «Valle de Rapel», ubicado en la zona central de Chile, a 200 km al sur de Santiago. Este viñedo que se extiende de la cordillera de los Andes a las costas del Pacífico se beneficia de un clima mediterráneo particularmente favorable al desarrollo del Carmenere.
Este vino proviene del «Valle de Rapel», ubicado en la zona central de Chile, a 200 km al sur de Santiago. Este viñedo que se extiende de la cordillera de los Andes a las costas del Pacífico se beneficia de un clima mediterráneo particularmente favorable al desarrollo del Carmenere.

Escudo Rojo

Reservacarmenere

2018

2017

2016

2018 COSECHA

En general, la climatología de 2018 fue excepcional, llevando las uvas a una madurez óptima y conservando su frescura.

La cosecha fue temprana, comenzando el 23 de febrero para las uvas blancas Villavicencio y terminando el 10 de mayo para las uvas Carmenere. En la bodega Maipo, las uvas llegaron del 26 de marzo al 17 de mayo. De acuerdo con el promedio, las uvas fueron cosechadas de 10 a 15 días más tarde que para la cosecha de 2017. El período de temperaturas relativamente bajas durante el final del proceso de maduración, de diciembre a febrero, fue decisivo. Como resultado, las uvas maduraron de una forma más lenta, lo que les permitió preservar una frescura aromática que a veces es difícil de lograr en Chile. Después, se vivió un periodo de buen tiempo excepcional que llevó a las uvas a una madurez fenólica óptima y anunció el comienzo de la cosecha.

En este punto, 2018 es una cosecha muy prometedora, que combina buena concentración y una fruta potente y expresiva.

¡La potencia de los vinos del Nuevo Mundo combinada con el refinamiento de los vinos del Viejo Mundo!

CRIANZA

La crianza del vino se hace en barricas de roble de un año, durante 6 a 8 meses antes de ser embotellado.

VARIEDAD

Se trata de un vino elaborado en su totalidad con la misma variedad de uva, aunque el requisito de la ley chilena es solo del 75 %. La Carmenere produce vinos ricos y ligeramente tánicos con aromas de frutas rojas y regaliz. Suaves y cremosos, los vinos de uvas Carmenere alcanzan pronto su punto máximo.

NOTAS DE CATA

Frutos negros - pimienta - Fresco - Potente

CAPA

Una capa rojo carmín con destellos púrpura.

NARIZ

Potente y compleja con fruta intensa y descarada, la nariz arranca con notas de ciruela negra y aromas de mora mezclados con notas de especias.

BOCA

El vino presenta un excepcional ataque, con una buena estructura y una concentración y acidez equilibradas, con taninos muy redondos, sedosos y finos que ofrecen una sensación aterciopelada en boca.

El paso por boca revela intensos aromas de frutas negras y moras junto con atractivas notas de pimienta negra y moca, que se transforman en un final largo, potente y complejo típico de la Carmenere del Valle de Colchagua.

2017 COSECHA

La añada de 2017 ha disfrutado de unas condiciones climáticas particularmente cálidas y secas permitido una maduración óptima de las uvas y un acortamiento del ciclo de maduración ofreciendo una cosecha excepcionalmente temprana.

Unas lluvias menos abundantes de lo habitual, idealmente distribuidas durante el ciclo vegetativo y la temperatura media más alta registrada en los últimos 10 años han sido elementos determinantes que han marcado el estilo muy mediterráneo de la cosecha de 2017.
El final largo culmina en un buqué intenso de frutos negros, especias y café torrefacto.
Así, esta añada se expresa con generosidad, potencia, pero, sobre todo, con matices aterciopelados y sedosos.
Encontramos una identidad chilena muy marcada, en especial, en la expresión de la nota afrutada, que, asociada a unos pasos por boca concentrados, confiere complejidad, riqueza y refleja toda la personalidad de los terruños. 2017, una añada con un excelente potencial de guarda.

CRIANZA

La crianza del vino se hace en barricas de roble de un año, durante 6 a 8 meses antes de ser embotellado.

VARIEDAD

Este vino es elaborado con el 100% de una misma cepa, siendo que la legislación chilena impone sólo el 75%. El Carmenere ofrece vinos ricos y levemente tánicos, con aromas de frutos rojos y notas de regaliz. Suave y untuosa, esta cepa alcanza rápidamente su apogeo.

NOTAS DE CATA

Frutos negros - Especias - Fresco - Potente

CAPA

Rojo oscuro con reflejos púrpura.

NARIZ

En un primer momento, se revelan notas de pequeños frutos negros maduros, a los que posteriormente se suman notas de café torrefacto y de pimienta negra.

BOCA

El ataque, de gran expresividad, deja entrever las notas de frutos negros que percibimos en el buqué.

El paso por boca, que asocia potencia y volumen, está marcado por un retorno de las notas de pimienta observadas en los aromas secundarios.

El final largo culmina en un buqué intenso de frutos negros, especias y café torrefacto.

2016 COSECHA

La añada 2016 disfrutó de unas condiciones climáticas particularmente excepcionales que aportaron características interesantes a los vinos.

Una pluviometría por encima de la media con una repartición poco habitual durante el periodo otoñal impactó esta añada. Esto confirió también un toque oceánico poco frecuente.
La cosecha resultó ser muy «técnica». Aunque la gran mayoría del ciclo vegetativo de la vid haya gozado de condiciones climáticas óptimas, los principales motivos de este éxito han sido las cualidades del viticultor y el savoir- faire de Baron Philippe de Rothschild Maipo Chile.

Esto nos permite concluir diciendo que esta añada 2016, «El Niño», formará parte de las añadas particulares, atípicas, debido a una distribución pluviométrica excepcional. Permitió conservar una expresión fresca de la fruta y una cierta elegancia a veces difícil de obtener en los países del nuevo Mundo.

CRIANZA

La crianza del vino se hace en barricas de roble de un año, durante 6 a 8 meses antes de ser embotellado.

VARIEDAD

Este vino es elaborado con el 100% de una misma cepa, siendo que la legislación chilena impone sólo el 75%. El Carmenere ofrece vinos ricos y levemente tánicos, con aromas de frutos rojos y notas de regaliz. Suave y untuosa, esta cepa alcanza rápidamente su apogeo.

NOTAS DE CATA

Frutos negros - pimienta - Fresco - Potente

CAPA

Color púrpura con reflejos rubí.

NARIZ

Se abre con aromas de maduros frutos negros, como el arándano y la mora, acompañados de café y moka.

BOCA

La entrada en boca es potente y voluptuosa.

El paso por boca revela aromas intensos de maduros frutos negros como el arándano, acompañados de elegantes nota de pimienta negra típica de la variedad.

El final es largo y marcado por la persistencia de aromas de frutos negros, pan tostado y sutiles notas de vainilla.

MARIDAJE

Empanadas de pato confitado

O

Filetes de pollo al pimentón, quinoa aromatizada, tomates cherry y mini mazorcas de maíz

O

Wok de buey especiado y verduras, perdiz con champiñones, curry de verduras